Kitchari, una receta depurativa de la cocina Ayurveda

La palabra sánscrita kitchari significa “mezcla”. Con este término nos referimos normalmente a la combinación de dos tipos de granos, cocinados a la vez. Esto lo diferencia de la típica cocina india, en la que cada grano se cocina por separado.

La medicina Ayurveda considera este plato como un buen depurativo, tanto del sistema digestivo como del cuerpo en general. Al ser una combinación de digestión rápida, podemos usarla en ayunos y prácticas detox.

El Kitchari y su capacidad detox: ¿cómo funciona?

La digestión de los alimentos es el proceso fisiológico que más energía y recursos del cuerpo utiliza. Requiere del acción coordinada de una gran cantidad de órganos, fluidos, enzimas y sistemas físicos, que deben trabajar durante horas para descomponer los alimentos, reducirlos a sus más ínfimos componentes, absorber los nutrientes y distribuirlos a través de la sangre.

Cuando el cuerpo no digiere, tiene a su disposición un enorme arsenal de tiempo y energía, que utiliza principalmente para eliminar toxinas y realizar tareas depurativas.

El Kitchari es un plato fácil y rápido de digerir. Esto significa que el esfuerzo que realiza el organismo es muy reducido, aportando además una gran cantidad de nutrientes. Por este motivo, la ingesta de este alimento como monodieta reduce el trabajo digestivo, favoreciendo el inicio de la limpieza del organismo.

Receta tradicional del Kitchari

La preparación de este plato es muy sencilla. No te va a llevar más de 30 minutos, y tiene un resultado nutritivo y muy sabroso. Para conseguir su efecto depurativo es muy importante utilizar legumbres sin piel, que son más fáciles de digerir. Además, tanto el dal como el arroz deben quedar muy blandos, lo que hará que tu cuerpo los digiera aún mejor.

En India se suele consumir durante el invierno, ya que aumenta el calor corporal, aunque es adecuado para cualquier momento del año.

Los ingredientes principales son el arroz basmati y el moong dal (soja amarilla pelada), aunque podemos usar también lentejas sin piel. Las especias, además de aportar sabor, van a potenciar el agni o fuego digestivo.

Ingredientes

  • 1/2 taza de arroz basmati
  • 1 taza de moong dal (soja verde pelada) o lentejas sin piel
  • 6 tazas de agua
  • 2cucharaditas de jengibre rallado
  • 1/2 cucharadita de cilantro en polvo
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de semillas de comino
  • 1/2 cucharadita de semillas de mostaza
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 pizca de asafétida
  • Hojas frescas de cilantro
  • Ghee o aceite vegetal
  • Sal

Preparación

1. Lava el arroz y el del por separado, en abundante agua, al menos dos veces, hasta que el dal deje de soltar espuma y el agua del arroz esté transparente.
2. Vierte el agua en una cacerola y añade el dal y el arroz. Cocínalo tapado hasta que ambos estén blandos (al menos 20 minutos).
3. Mientras, en otra sartén, saltea las semillas en con ghee o aceite vegetal. Cuando empiecen a saltar y a dorarse, añade las especias en polvo y remueve.
4. Si vas a usar verduras, puedes cocinarlas en este momento. Córtalas en trozos pequeños y hazlas en una sartén, a la parrilla, en el horno, etc.
5. Al cabo de 10-15 minutos, la mezcla de arroz y el dal empezará a reblandecerse. En ese momento, añade las especias y las verduras. Deja que se cocine unos minutos más.
Ten en cuenta que tanto el arroz como el del deben quedar reblandecidos, casi como una crema 
6. Sirve con hojas de cilantro picadas.

Otras variaciones

Aunque la receta tradicional se prepara con arroz basmati y moong dal o lentejas sin piel, puedes usar otro tipo de cereales o legumbres, como el mijo o la quinoa en vez de arroz o los garbanzos (siempre pelados) como legumbre. En este caso, debemos cocinarlos previamente, para que queden lo más blandos posible.

En cuanto a las verduras, prueba a usar aquellas que te sean más fáciles de digerir, como calabacines, espárragos o batatas. Recuerda cocinarlas siempre hasta que queden muy blandas.

Beneficios y efectos en los doshas (vata, pitta y kapha)

La mezcla de arroz basmati y dal forma una combinación altamente nutritiva y muy equilibrada. No solo es un plato fácil de digerir, sino que es adecuado para los tres doshas.

Para VATA y KAPHA podemos añadir una pizca de alguna especia picante, como guindilla o jengibre en polvo. Para PITTA puede ser conveniente eliminar las semillas de mostaza.

Al ser un plato con bajo contenido en fibra, si usamos kitchari en una dieta prolongada (por ejemplo, durante un detox de varios días), puede causar estreñimiento. Si eres una persona VATA o sueles padecer de este malestar, es mejor combinar con verduras de fácil digestión y con mucha fibra.

Pulsa aquí para leer más recetas de la cocina india.

One Comment

  1. Pingback: Refuerza tus defensas contra las infecciones con el Ayurveda | YogaMoola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *