¿Qué es la medicina Ayurveda?

¡Haz click para puntuar este artículo!
4 / 1 votos

La medicina Ayurvédica o Ayurveda es el sistema médico tradicional de la India, uno de los sistemas de curación holísticos más antiguos de la humanidad. Nadie sabe con certeza cuándo comenzó a desarrollarse, aunque sabemos por los textos que han llegado a nuestros días que ya existía hace más de 3.000 años.

La medicina Ayurveda de entonces parte de los mismos principios que la actual: los cinco elementos, los tres Doshas (vata, pitta y kapha) y los tres Gunas (sattva, rajas y tamas). Además, comparte sus enseñanzas, tanto de diagnóstico como de curación. Sin embargo, a lo largo de los siglos los médicos Ayurvédicos han ido incorporando nuevos métodos y procedimientos. Por ejemplo, en los modernos hospitales y centros médicos de la India se usan ultrasonidos, fonendoscopios y resonancias magnéticas, además del tradicional diagnóstico a través del pulso y la observación de la piel, los ojos, la lengua o la forma de hablar del paciente.

El objetivo del sistema ayurvédico no es solo que consigas una salud física (entendida como ausencia de enfermedades), sino que te acerques lo más posible a tu esencia natural, y que adquieras un estado de plenitud lo más completa posible. Para ello utiliza terapias tan variadas como el Yoga, el masaje, la combinación adecuada de alimentos y especias, la digitopresión en los puntos Marma, y una vasta farmacología basado en medicinas y plantas naturales.

Ayurveda: medicinas y especias
Ayurveda: medicinas y especias

La salud y la enfermedad en el Ayurveda

El Ayurveda considera que la salud y el bienestar de cada individuo dependen del equilibrio interno de cada persona. La salud, al contrario de la medicina occidental, no está amenazada por la aparición de un agente patógeno externo, sino por los desequilibrios presentes en esa persona, físicos, mentales o emocionales.

El Ayurveda da una especial importancia a actuar antes de que la enfermedad se manifieste, por lo que conviene siempre preservar la salud según tu Dosha dominante y reforzar tus defensas naturales con una adecuada alimentación y el estilo de vida que mejor se adapte a tu constitución.

Además, la medicina ayurvédica posee un vasto conocimiento de las enfermedades, fruto de milenios de práctica, con tratamientos orientados a problemas de salud específicos.

El masaje Ayurveda
El masaje Ayurveda

Los cinco elementos y los tres Doshas

El Ayurveda asegura que tanto el universo (el macrocosmos) como cada ser (el microcosmos) está hecha de cinco elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra. Estos elementos no deben ser entendidos de la misma manera que los elementos químicos de la ciencia occidental, sino como propiedades del mundo físico.

De esta forma, el éter equivale a los espacios vacíos, el aire a la capacidad de movimiento, el fuego a la transformación, el agua a la fluidez y la tierra a la condensación.

Estos cinco elementos se combinan en el cuerpo humano para formar tres fuerzas, humores o energías vitales, llamadas Doshas. Son ellas quienes cómo funcionan tu cuerpo, tu mente y tus emociones. Son Vata dosha (espacio y aire); Pitta dosha (fuego y agua); y Kapha dosha (agua y tierra).

Vata, pitta y kapha, los tres Doshas

Cuando naces, adquieres una mezcla única de los tres doshas, en la que uno de ellos suele prevalecer sobre los demás. Esta mezcla va variando no solo a lo largo de tu vida, sino en función de las estaciones, las horas del día y, por supuesto, del estilo de vida que lleves. La salud y la felicidad las puedes conseguir cuando eliminas tus desequilibrios y estás en perfecta armonía con tu propia naturaleza.

Si quieres conocer tu Dosha dominante, puedes acceder a este test gratuito.

Vata: lo que mueve las cosas

Vata Dosha está compuesto por aire y éter. Gobierna las funciones de movimiento, como la respiración, el torrente sanguíneo, la división celular, la función cardíaca y la capacidad de eliminar los desechos a través de los intestinos. También controla la creatividad y gran parte de los procesos mentales.

Las personas cuyo Dosha dominante es vata tienden a los cambios y a ser irregulares, tanto a nivel mental como físico. Suelen tener una complexión delgada, la piel seca, ojos pequeños y nerviosos, uñas ásperas y quebradizas. A nivel emocional, lo normal es que sean vulnerables al estrés, sean nerviosos e inestables y a tener una memoria cambiante y olvidadiza. Además, tienden a sufrir estreñimiento, dolores articulares y frío, especialmente en pies y manos.

Si tu Dosha principal es vata, te sentará bien llevar una vida ordenada y tranquila. Toma infusiones calientes (sobre todo al empezar la mañana), practica meditación de forma cotidiana (mejor si la haces siempre en el mismo sitio y hora). Consume alimentos líquidos, calientes y aceitosos (sopas, cremas, potajes suaves) en los que dominen los sabores salado, ácido y dulce, condimentándolos con especias calientes como el comino, la canela, el cilantro y el jengibre fresco.

Pitta: lo que transforma las cosas

Pitta Dosha está formado por fuego y agua, y controla todos los procesos de transformación en el ser humano. Esto incluye la digestión de los alimentos, pero también la piel, los ojos, la sangre y la digestión de las ideas (su transformación).

Si te domina el Dosha pitta, tu tendencia será normalmente tener un intelecto agudo, un buen desarrollo muscular, ojos brillantes, temperatura corporal alta y a ser tenaz e inteligente. Las personas de tipo pitta suelen tener un carácter emprendedor y ser grandes líderes, aunque en desequilibrio tienden a ser irritables, agresivos, a padecer infecciones, gastritis, diarrea y erupciones de la piel.

Para equilibrar pitta, debes evitar el calor y la exposición al sol. Reduce el uso de estimulantes como la cafeína, busca un buen equilibrio entre actividad y descanso y realiza ejercicios en los momentos más frescos del día. En cuanto a la alimentación, es importante que comas siempre que tengas hambre (ya que tu fuego digestivo es muy potente). Consume alimentos crudos y frescos, con sabores dulces, amargos y astringentes, evitando los salados y picantes y usando especias como comino, cilantro fresco y menta.

Kapha: lo que mantiene las cosas unidas

Kapha está formado por agua y tierra, y es la fuerza vital detrás del desarrollo muscular, el peso, la fuerza y la estabilidad, el sistema inmunológico y la memoria.

Kapha Dosha predomina en personas que tienen una complexión más bien gruesa, con huesos grandes y fuertes. Tienden a retener líquidos, a tener problemas de exceso de mucosidad (congestiones, resfriados…), a aumentar de peso con facilidad y tener dificultad para reducirlo. Las personas con tendencia kapha tienen buena memoria, son calmadas, dulces y leales. Suelen moverse, física y mentalmente, con lentitud, pero de forma precisa y estable.

Para equilibrar kapha debes tratar de buscar un estilo de vida en el que te sientas constantemente esimulado, que te obligue a moverte, a salir de tu zona de confort y a adaptarte a los cambios. Haz ejercicio a diario, procurando sudar, quemar grasas y eliminar líquidos. Evita los sabores salados y dulces y come alimentos picantes, amargos y astringentes. Reduce la ingesta de grasas y consume sobre todo comidas especiadas, secas y calientes. Los estimulantes como el café especiado, el té chai y el «golden milk» pueden ser de gran ayuda.

Haz ahora este test gratuito para conocer tu Dosha.

Puedes seguir leyendo artículos sobre Ayurveda

Imágenes: apsherbals.com, mauritiussurfholidays.com, ayurway.it

Un comentario

  1. Pingback: ¿Eres vata, pitta o kapha? Test gratuito para saber tu Dosha | Yoga y Ayurveda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *