Refuerza tus defensas contra las infecciones con el Ayurveda

Llevamos muchas semanas hablando del dichoso Covid-19. Nuestras vidas no solo han cambiado de repente, sino que en los próximos meses, muy probablmente, no vamos a poder hacer las mismas cosas (ni de la misma manera) que hacíamos antes. El mundo ya no es el mismo, y ahora que la alarma social comienza a relajarse surge una pregunta: ¿están mis defensas (mi sistema inmune) preparadas para lo que viene?

La medicina Ayurveda, la milenaria ciencia de la vida de la tradición india, nos ofrece consejos para reforzar el sistema inmunológico con el uso adecuado de especias, con pequeñas modificaciones en nuestros hábitos de vida, con una alimentación más saludable y con una equilibrada gestión de las emociones.

Aquí tienes una completa guía para reforzar tus defensas, el sistema inmunológico de tu propio cuerpo, para protegerte de cualquier enfermedad que pueda venir.

El proceso de la infección en las medicinas occidental y ayurveda

La medicina occidental considera que las infecciones comienzan cuando un agente patógeno (virus o bacteria) penetra en nuestro cuerpo y lo ataca. Con esta visión, en los últimos decenios ha desarrollado técnicas para identificar un sinfín de patógenos que nos afectan, entendiendo cuáles son sus mecanismos de su funcionamiento, y buscando y encontrando una multiplicidad de soluciones para combatirlos.

Sin embargo, la medicina Ayurveda entiende que la presencia del agente externo no es suficiente para que se produzca la enfermedad infecciosa. De hecho, en nuestro día a día estamos continuamente expuestos a microorganismos de la más diversa índole, algunos de los cuales viven en perfecta armonía en nuestro interior, produciendo beneficios mutuos de gran valor.

El Ayurveda entiende que una infección, para desarrollarse y afectar a la persona, necesita de algo más: una rotura del equilibro natural que cada individuo debe conservar para llevar una vida saludable. La principal barrera defensiva interna es el sistema inmune, y buena parte de las prácticas de la medicina tradicional de la India implican ayudarlo para que realice su trabajo de forma adecuada, velando por el buen funcionamiento de los microorganismos que nos aportan salud, y eliminando los que nos la restan.

El sistema inmune y Ojas, la esencia vital

Según el ayurveda, el sistema inmunitario está íntimamente relacionado con un fluido sutil denominado Ojas. Esta palabra, que en sánscrito, significa ‘fortaleza’ o ‘vigor’, no se corresponde con ninguna sustancia física, sino con una energía vital que el cuerpo absorbe cuando finalizan los procesos de digestión de los alimentos y de formación de los tejidos corporales.

La formación de los tejidos corporales
La formación de los tejidos corporales

El cuerpo absorbe más cantidad de Ojas si todos los procesos digestivos funcionan de manera adecuada. Este es un requisito imprescindible para tener una buena salud, por lo que, si quieres reforzar tu sistema inmune, lo primero es reforzar tu digestión.

Esta relación, la relación entre una buena alimentación y las defensas del organismo es algo que también investiga la medicina occidental, y sus conclusiones se parecen cada día más a las del Ayurveda (aunque desde un punto de vista distinto).

En cualquier caso, ten en cuenta que hay que reforzar las defensas del cuerpo antes de que llegue la infección. Una vez que caemos enfermos, lo más indicado es acudir a un médico. Los consejos que se dan en este artículo no suponen una guía para tratar enfermedades infecciosas una vez que se han manifestado, sino como prevención.

Alimentación y sistema inmune

Para el Ayurveda, el equilibrio entre los tres doshas (vata, pitta y kapha) es el primer aspecto a considerar para que funcionen adecuadamente los sistemas digestivos. Cada persona es única, por lo que, idealmente, necesitas primero conocer cuál es tu dosha dominante (tu constitución en el momento del nacimiento) y después nutrirte con los alimentos que te resulten más ventajosos (si quieres conocer tu dosha, aquí tienes un test).

Sin embargo, incluso sin conocer tu dosha, hay algunas ideas que puedes aplicar:

  • Mantén una dieta equilibrada, con predominancia de alimentos naturales y cultivados de manera respetuosa.
  • Aliméntate principalmente de vegetales frescos, legumbres y cereales, a poder ser integrales.
  • Evita alimentos procesados, puesto que producen una gran cantidad de residuos y toxinas y entorpecen la digestión.
    Además, los alimentos poco saludables, reducen la capacidad de las células para hacer frente a las infecciones.
  • Evita el azúcar refinada. Toma endulzantes naturales como la miel, pero nunca la cocines ya que sus propiedades se degeneran.
  • El Ayurveda considera que el momento ideal para comer es el medio día (lo más cerca de las 12 de la mañana), ya que alrededor de esa hora es cuando el fuego digestivo (agni) es más poderoso.
  • Come solo cuando tengas hambre, y nunca lo hagas en exceso. Dejar un tercio de tu estómago vacío te ayuda a tener una buena digestión.
  • Intenta comer en un ambiente tranquilo, sin ruidos ni estridencias, sin ver la televisión ni usar el móvil.
    Si comes en compañía, hazlo teniendo conversaciones agradables y positivas. Aunque no lo creas, esto ayuda poderosamente a que tu cuerpo digiera mejor.

Una buena opción es realizar ayunos o semi-ayunos cada cierto tiempo. El Kitchari es una receta que ayuda a desintoxicar tu cuerpo, dándole al mismo tiempo todos los nutrientes que necesita.

Alimentos para tu sistema inmune

La medicina Ayurveda considera que los lácteos como la leche fresca, el paneer (queso fresco indio), el yogurt, la mantequilla o el ghee son ideales para absorber Ojas y, por lo tanto, mejorar tus defensas.

Frutas como las manzanas, peras, melocotones, ciruelas, piñas y mangos son también ideales en este sentido. El zumo de granada es un poderoso agente inmunoestimulante, además de facilitar el proceso de digestión y limpiar el organismo de sustancias nocivas.

Granada
Granada

Las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, kale, lechuga, col…) contienen una gran cantidad de antioxidantes y flavonoides, que estimulan la inmunidad. Cocidas y condimentadas con especias, se convierten en un poderoso estimulante inmunológico, además de limpiar ambos intestinos. También sirven para esta función la coliflor y el brécol, pero si tienes tendencia a tener gases, recuerda cocinarlos hasta que estén blandos.

En cuanto a cereales y legumbres, los arroces y harinas integrales son los más adecuados, así como el moong dal, las lentejas (en especial, sin piel), la quinoa y las semillas de lino .

Cuando tomes leche o fruta, recuerda hacerlo sin mezclarlos con otros alimentos. Ambos necesitan de un proceso digestivo propio, que se ve entorpecido cuando entran en el estómago y el intestino fluidos para digerir otros nutrientes. Especialmente, nunca mezcles leche con fruta (aunque existen algunas recetas ayurvédicas en la que un uso particular de especias hace que sean compatibles).

Las especias que ayudan a tu sistema inmunitario

Una buena mezcla de especias produce un potente efecto estimulante del agni. El fuego digestivo se potencia con el uso de las especias, y es por ello por lo que la cocina india las utiliza en tanta cantidad. Además, muchas de ellas tienen propiedades que estumulan las defensas.

Té de jengibre y especias
Té de jengibre y especias
  • Cúrcuma: Posee una enorme potencia como estimulante del sistema inmune, además de ayudar a eliminar toxinas. Puedes usarla en todas tus comidas, añadiéndola a todo tipo de guisos, verduras y arroces. Una fórmula sencilla es diluir media cucharadita de cúrcuma en leche caliente, tomándola sin otros alimentos (al menos media hora antes o después de las comidas), por ejemplo por la mañana, un rato antes de desayunar.
  • Jengibre: el Ayurveda considera al jengibre como una de las mejores medicina naturales para mantener la salud. El jengibre fresco (no así el seco, o en polvo) estimula la digestión sin producir ardores o molestias gástricas, potenciando el agni, ayudando a eliminar gases y toxinas y facilitando los movimientos digestivos (algunos de estos efectos son también conocidos por la medicina occidental).
    Puedes tomar un sencillo té de jengibre antes o después de comer, hirviendo durante unos minutos un trocito de esta especia ligeramente aplastada con un cuchillo. Recuerda usar siempre jengibre fresco, no en polvo.
  • Una buena mezcla de especias puede ser la que lleva comino, cardamomo, canela y las dos anteriores. Combínalos a tu gusto y añádelos a tus guisos. Descubrirás nuevos e increíbles sabores a la vez que cuidas tu organismo.

El sistema inmune y las emociones

La medicina Ayurveda tiene muy en cuenta cómo las emociones afectan a nuestros procesos del cuerpo. En el caso del sistema inmune, la milenaria medicina de la India estipula que emociones que nos afectan negativamente como el estrés, las preocupaciones, la hiperactividad, la rabia, o los excesos en general, hacen mella en nuestras defensas naturales. Por contra, la calma, la alegría y la paz interior son las mejores amigas de tus células defensivas.

La práctica de la meditación puede ser de gran ayuda, como también llevar un estilo de vida más pausado y tranquilo de lo que normalmente llevamos. Aunque puede ser difícil salir del estrés y las prisas, puedes proponerte como primer paso pasar un rato al día en soledad, paseando en silencio, leyendo o escuchando música. Los mejores momentos del día para realizar estas actividades por la mañana (levantándote antes de que salga el sol) o antes de acostarte (preferiblemente a una hora temprana).

El equilibro se alcanza con la relajación

Los fines de semanas y durante las vacaciones son también momentos ideales para que tu sistema inmunológico reciba un empujón de salud adicional. Pasar unos días en la naturaleza, dando largos paseos, cultivando la calma mental, y haciendo ejercicio físico son de gran ayuda. Si estás de vacaciones, plantéate estar unos días en total armonía con la naturaleza antes de volver al trabajo y a la rutina.

Hábitos saludables que ayudan a nuestras defensas

Descanso, tranquilidad y relax. En realidad, aquí hay poco más que decir. Una mente tranquila, un sistema nervioso que no esté en continua excitación, un cuerpo relajado son sin duda los mejores amigos de la salud.

Protégete llevando hábitos saludables como tener levantarte cuando todavía no hay ruidos en la calle, teniendo una rutina diaria o semanal de ejercicios, apagando la televisión y los dispositivos electrónicos una o dos horas antes de acostarte y durmiendo poco después de que oscurezca.

Y, por supuesto, haz ejercicio. Caminar, correr, ir en bicicleta al trabajo… cualquier ejercicio, practicado con consciencia, puede ser ideal. Sin embargo, el Aryurveda recomienda el yoga, siempre adaptado a tu edad y condición de salud, y bajo la guía de un buen profesor que te ayude a avanzar según tu propio ritmo.

El equilibrio es la mejor guía para la salud
El equilibrio es la mejor guía para la salud

La importancia del masaje

El Ayurveda considera que el masaje es, en sí mismo, una práctica terapéutica, capaz de ayudar a la recuperación y el tratamiento de muchas enfermedades. Algo tan sencillo como acariciar la piel estimula el riego sanguíneo, aumentando el flujo de alimentos y oxígeno hacia las células.

El automasaje es una práctica que puedes llevar a cabo en cualquier momento, aunque ponerte en las manos de otra persona normalmente aumenta los beneficios. Hacer el masaje en pareja o en familia es un ejercicio cotidiano que aporta enormes beneficios para la salud.

Por otro lado, un masaje más en profundidad, hecho por un profesional, no solo te va a relajar, sino que va a estimular y regenerar tus tejidos y órganos internos.

El masaje Ayurveda
El masaje Ayurveda

Si, además, utilizas un aceite vegetal de calidad (de primera presión en frío) estarás nutriendo tu cuerpo a través de los poros de la piel. El aceite de sésamo es el recomendado si tu dosha predominante es vata, el de coco para el caso de pitta y de mostaza para kapha. Si no conoces tu dosha, puedes usar aceite de oliva o de almendras. Recuerda que sea siempre de la mejor calidad.

Puedes seguir leyendo artículos sobre Ayurveda

One Comment

  1. Pingback: ¿Qué es la medicina Ayurveda? | YogaMoola

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *