Cafés con especias: 5 recetas con canela, cardamomo, clavo, jengibre…

¡Haz click para puntuar este artículo!
5 / 1 votos

Si eres un amante del buen café, estás de suerte. Vives en un momento en el que abundan los cafés de especialidad, los cafés de origen, los micro tostadores artesanales, las cafeteras que nos permiten experimentar con preparaciones sofisticadas y exquisitas.

A todas estas posibilidades, se unen las que dan los cafés con especias. Preparaciones tradicionales como el café árabe, turco o marroquí, café con cardamomo, café con canela y modernas versiones que combinan sabores exóticos con propiedades beneficiosas para la salud, y que ayudan a mejorar algunos de los problemas que puede causar la ingesta de esta bebida.

¿Es saludable el café?

Desde hace varias décadas existe un gran debate acerca de las propiedades malignas o beneficiosas del café. El consumo excesivo de cafeína se suele relacionar con enfermedades cardiovasculares, con una sobreexcitación del sistema nervioso y de las glándulas suprarrenales y con problemas de presión arterial. Sin embargo, existen estudios científicos que indican que podría tener grandes efectos positivos.

Desde hace siglos, los árabes saben que el café ayuda a tratar ciertos tipos de dolor de cabeza y de estómago, que ayuda al cuerpo a eliminar líquidos y toxinas y que, por supuesto, nos mantiene despiertos y alerta. Además, el tiene una gran concentración de antioxidantes, lo cual podría tener que ver con retrasar el envejecimiento celular y la prevención de ciertos tipos de cáncer.

La importancia de la calidad del café

En realidad, el café es una planta con alrededor de 1.000 sustancias diferentes, que crece y se cultiva en lugares muy distintos. Su procesado, preparación y consumo difieren enormemente según los países, culturas y, finalmente, quien lo consuma. Por este motivo, lo más importante es usar siempre un café de calidad.

Tómalo con ciertas dosis de prudencia, sobre todo si eres una persona con tendencia a la ansiedad, a sufrir estrés o a tener problemas para dormir. Ten en cuenta que los cafés de altura (cultivados en altitudes elevadas) poseen menos cantidad de cafeína, y por tanto menor poder excitante.

Con la proliferación de micro tostadores y tostadores de cercanía, la mejor recomendación es que te acerques a uno de ellos, o busques uno de confianza por internet, y preguntes. Ellos son los que mejor te sabrán recomendar. Ten en cuenta que un buen café apenas necesita azúcar para dar un gran sabor. Muchas veces, los endulzantes son peores compañeros que el grano de café.

Beneficios de añadir especias al café

El café en sí mismo es una bebida deliciosa que apenas necesita añadidos para disfrutarla. Aún así, hay preparaciones que potencian su sabor, aportan matices y detalles deliciosos y exóticos. No necesitas las especias para disfrutar de un buen café, pero ¿por qué no investigar algo nuevo de vez en cuando?

Por otro lado, las especias no solo agregan sabores y aromas, sino también propiedades que pueden ser beneficiosas para la salud. El jengibre ayuda a la digestión y asimilación de los alimentos, la canela estimula el metabolismo y la quema de grasas, y el cardamomo actúa modulando los efectos de la cafeína en el cuerpo.

Café con cardamomo

El café con cardamomo es una especialidad que podemos encontrar en algunos países de oriente medio y de Turquía. Las vainas de cardamomo añaden la frescura y las notas florales características de esta especia de origen indio.

Café con cardamomo
Café con cardamomo

El método tradicional de preparación consiste en moler algunas semillas de cardamomo junto con los granos de café, con una proporción aproximada de una vaina cardamomo por cada 10 gramos de café. Una vez molido, recuerda remover bien para que la mezcla sea homogénea y prepara la bebida como sueles realizar la infusión.

Si no tienes un molinillo y, por consiguiente, usas café molido, añade un cuarto de cucharadita de cardamomo en polvo a cada taza de café. Esta forma de preparación no resulta tan aromática, pero puede ser una buena opción si la especia es de calidad.

Según la medicina Ayurveda, además, el cardamomo actúa como regulador de los efectos de la cafeína en el cuerpo, modulando y reduciendo la sobreexcitación que produce en el sistema nervioso y en las glándulas suprarrenales.

Café con canela

La canela es una especia con múltiples propiedades, que se suele relacionar con la quema de grasas, el aumento del metabolismo y el adelgazamiento, además de regular la glucosa en sangre. Además, la canela es un estimulante natural, por lo que potencia la capacidad de atención que nos da el café, sin añadir más cafeína.

De nuevo, tienes dos formas de prepararlo:

Si usas canela en rama, añade a tu taza de café un trocito de unos 2-3 centímetros. Tapa la taza y déjala infusionar alrededor de 2 minutos antes de beber el café. Si utilizas un servicio para varias personas, puedes dejar un trozo un poco mayor dentro de la cafetera y esperar 3-4 minutos antes de servir.

Si tienes canela molida, agrega media cucharadita a tu taza y mueve bien antes de tomarla.

Café con canela
Café con canela

La canela en rama aporta más sabor y matices que la variante en polvo, por lo que la recomendación es siempre hacer uso de la primera.

Recuerda que, cuando hablamos de café con canela, lo hacemos sin añadidos de azúcares. Aunque esta especia tiene en sí misma un cierto sabor sabor dulce, puedes añadir un poco de miel cruda o algún otro endulzante natural saludable.

Café árabe especiado

En muchos países árabes el café se prepara con una mezcla de especias de lo más variado, que puede cambiar tremendamente según el país, la zona o incluso la persona que lo haga. Se trata de una preparación más bien casera, no siendo tan fácil encontrarlo en bares, restaurantes u hoteles.

Habitualmente se hace todo a mano, hirviendo el café en agua con las especias, dejándolo reposar unos minutos y filtrándolo antes de servirlo. Incluso se tuestan los granos de café en una sartén antes de prepararlo. No se suele endulzar, sino que se sirve con un dátil o algún dulce.

A continuación tienes dos recetas de inspiración marroquí. Las cantidades están pensadas para unas seis tazas de café.

Receta con café en grano

Al igual que en la receta del café con cardamomo, la mejor forma de prepararlo es moliendo las especias junto con los granos de café, para después infusionarlo en una presa francesa o un aeropress. Las cantidades recomendadas son:

1/2 taza de café en grano
Un trozo de canela de 2-3 cm
1/4 cucharadita de jengibre en polvo
1-2 vainas de cardamomo
1 clavo
1-2 granos de pimienta negra
1/8 cucharadita de nuez moscada recién rallada

Receta con café molido

Si prefieres usar café molido, necesitarás usar especias en polvo. Sencillamente, mézclalo todo y prepáralo con el método que prefieras:

6 cucharadas de café en molido
1/2 cucharadita de canela molida
1/4 cucharadita de jengibre molido
1/4 cucharadita de cardamomo molido
1/8 cucharadita de clavo molido
1/8 cucharadita de pimienta negra molida
1/8 cucharadita de nuez moscada recién rallada

Café para el invierno y la Navidad: jengibre, canela y cítricos

En muchos países, especialmente en el centro y el norte de Europa, la Navidad y el invierno son sinónimo de especias. Pan de jengibre, bizcocho de calabaza y especias, vino especiado… son muchas las recetas que, haciendo uso del jengibre, clavo o canela ayudan a pasar los días fríos.

Café de invierno con cítricos y especias
Café de invierno con cítricos y especias

Esta receta da un sabor realmente sorprendente, con un toque especiado que puede disfrutarse tanto en invierno como en cualquier momento del año, incluso frío en verano.

En primer lugar, introduce en tu taza un trocito de 2-3 cm de jengibre fresco, otro de canela y un pequeño corte de piel de naranja o limón (o de ambos). Añade el café recién hecho y caliente, tápalo y un par de minutos estará listo.

Si quieres servir varias tazas en una cafetera, no hace falta multiplicar las cantidades por el número de servicios, ya que las especias, ante la presencia de más líquido, sencillamente soltarán más cantidad de aromas.

Café de inspiración india «chai masala»

El chai es, con diferencia, es la bebida más consumida en la India. Se trata de una preparación de té, infusionado en una mezcla de leche y agua, y con el añadido de especias y azúcar. En esta mezcla nunca falta el jengibre, y en muchos casos se acompaña de algunas especias más (lo que se denomina «masala»).

Café indio con leche y masala

Para prepararlo, hierve en una olla la misma cantidad de agua que de leche (siempre entera y, a poder ser, fresca), junto con un trozo de jengibre, 1-2 clavos, un trocito de canela en rama, 1-2 vainas de cardamomo y un par de cucharadas de azúcar a tu gusto. Opcionalmente, puedes añadir media cucharadita de cúrcuma, que le dará un gusto más suave y cremoso, similar al «Golden Milk».

Debes hervirlo a fuego fuerte, de forma que la leche suba y se cree espuma. Cuando veas que está a punto de salirse del recipiente, retíralo del fuego unos segundos y vuelve a ponerlo. Repite la operación las veces que hagan falta (alrededor de 5 minutos), hasta que adquiera un color marrón o ligeramente tostado.

Mientras, puedes ir preparando el café por el método que prefieras. Una vez terminado, llena las tazas con la mezcla de ambos líquidos. Para unas cuatro tazas de café, necesitarás más o menos una taza de agua y otra de leche.

El jengibre es una de las especias más utilizadas en la India. Además de dar a los alimentos un sabor muy característico, es una auténtica medicina natural y un potente estimulante de la digestión.

Pulsa aquí para leer más recetas de la cocina india.

Imágenes: deathwishcoffee.com, brewinghappiness.com, goodfon.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *